Ale Cantú — Cómo conectar con tu propósito a través del IKIGAI



Dicen que la realización personal y profesional llega a nuestra vida cuando estamos conectados con nuestro propósito. Con ese sentimiento que nos mueve y hace que nos levantemos todas las mañanas con un objetivo claro: hacer más de lo que nos apasiona y podemos compartir con el mundo.

Aunque, hablando claro, en el mundo real suena mucho más bonita la teoría que la práctica, porque la mayoría de personas van en piloto automático desde que se levantan hasta que se acuestan, y están únicamente concentradas en ese afán de supervivencia: hacer más, trabajar más, tener más, hasta que se olvidan por completo de cuál era la razón que los motivaba en primer lugar.

Existen, sí; pero no viven. Habitan la vida con esa sensación de miedo, incertidumbre e inconformismo por no atreverse a construir la vida que soñaban.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste que tenías claro tu propósito?

El Ikigai y tu propósito en la vida

Según los japoneses, todos tenemos un ikigai. Es decir, una razón para vivir; frase que se traduce del significado de estas dos palabras: “Iki”, que se refiere a la vida, y “Kai”, que tiene que ver con “lo que uno espera”

Pero, ¿cómo encontrarlo? ¿cómo conectar con él y tener una razón clara y definida para levantarnos felices y con energía todas las mañanas?

Las 4 preguntas del Ikigai para conectar con tu propósito

✔ Lo que amas (tu pasión)

✔ Lo que el mundo necesita (tu misión)

✔ En lo que eres bueno (tu vocación)

✔ Por lo que te pueden pagar (tu profesión)

Te invito a hacer el siguiente ejercicio para que lo veas más claro:

Descubriendo tu Ikigai

  1. ¿QUÉ AMAS?

    Haz una lista con todos esos aspectos de tu vida que alegran el corazón y te hacen sentir feliz. Responde a la típica pregunta de ¿a qué te dedicarías si no tuvieras que pensar en el dinero?

    Esta pregunta pretende acercarte a todas aquellas cosas que te dan alegría y te hacen sentir vivo. 

  2. ¿En qué crees y cómo puedes ayudar?

    Haz una lista con todas las causas sociales que te motivan y las principales problemáticas que tú puedes ayudar a resolver con lo que eres y lo que sabes.

    Esta pregunta te ayuda a ver cómo puedes aportar tu granito de arena a la sociedad con los dones y talentos que tienes.

  3. ¿En qué eres muy bueno? 

    Haz una lista con todas esas habilidades o talentos innatos que se te dan de forma natural. Piensa cuáles son las tareas que más disfrutas de tu trabajo y de tu vida cotidiana y, normalmente, por lo que la gente te reconoce. 

    Esta pregunta está destinada a que conectes con todos los talentos, habilidades y dones que te hacen ser tú y que a veces nos cuesta ver. 

  4. ¿Por qué tipo de trabajos te pagaría la gente?

    Piensa en los últimos proyectos en los que has participado o los puestos de trabajo que has tenido y haz una lista con todas aquellas cosas con las que te ganas la vida. ¿Usualmente por qué tipo de cosas la gente te paga? ¿Por qué otro tipo de actividades podrías empezar a cobrar?

    Esta pregunta te ayudará a descubrir cómo puedes vivir de lo que te apasiona. 





Source link

Comparte si te a gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestro boletín y obtén descuentos exclusivos en tus viajes!

Ingresa tu correo electronico y disfruta de los beneficios de ser parte de nuestra comunidad de viajeros!

Subscribe!